Featured Video

miércoles, 27 de febrero de 2013

Una aplicación móvil detecta la somnolencia al volante

Una aplicación móvil detecta la somnolencia al volante
La empresa Ficosa, el Instituto de Bioingeniería de Cataluña y la Universidad Politècnica de Cataluña han desarrollado una aplicación de móvil que detecta la somnolencia al volante mediante sensores inerciales y datos de GPS.

Una nueva aplicación de móvil, llamada Somnoalert, que usa sensores inerciales y datos de GPS para detectar movimientos característicos de dormirse al volante, como desviarse del carril, o correcciones súbitas.

El software, que ya ha sido patentado, es el resultado de un proyecto de colaboración entre el grupo Procesado de Señales e Información para Sistemas de Detección del IBEC, encabezado por Santiago Marco, el departamento de Ingeniería Electrónica de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC) y Ficosa, una multinacional con sede en Barcelona que investiga, desarrolla, produce y comercializa sistemas y componentes automovilísticos.

Además, las instituciones tienen previsto un prototipo que también incorpora sensores biomédicos para analizar datos de respiración.

“La somnolencia es una de las principales causas de los accidentes de coche, especialmente en desplazamientos largos por autopista. La mayoría de sistemas de monitorización desarrollados en los últimos años han sido sistemas integrados que tienen que conectarse al sistema del coche. Nuestro dispositivo combina la experiencia en sensores de nuestro grupo y el análisis de datos biológicos con los conocimientos sobre vehículos de Ficosa, y es completamente portátil”, señala Marco.

Según el investigador, el software Somnoalert analiza los datos existentes en el bus CAN (Controlled Area Network) del vehículo y los datos que proporciona un sistema de reconocimiento de carril (SRC) para identificar la degradación de la conducción causada por la somnolencia. El sistema estudia el descenso en la calidad de la conducción durante un período de tiempo determinado, e incluye la opción de personalizarlo para varios conductores de un mismo vehículo.

Funcionamiento

El sistema, que se activa automáticamente al circular por encima de los 75 km/h, recoge 31 variables a través del CAN más los datos sobre la posición del coche recogidos por el SRC, y en caso de irregularidades en la conducción, como cambios en la posición del vehículo en el carril, en la dirección, movimiento de los pedales..., activa una alarma, que puede ser háptica (vibración del asiento), acústica o visual.

Los responsables del proyecto explican que el funcionamiento de Somnoalert se basa en la detección de patrones para identificar una conducción inadecuada, la detección de maniobras de adelantamiento, cambios de carril y la curvatura de la carretera para eliminar falsas alarmas.

Además, utiliza una memoria de la calidad de la conducción para analizar su degradación a lo largo del tiempo, la caracterización de la conducción –que permite un ajuste automático de las alarmas de fatiga y somnolencia según el conductor–, la consideración de la información ambiental (horas de conducción, hora del día...) para ofrecer una efectividad mejorada del algoritmo y un algoritmo diseñado con 11 parámetros de configuración para adaptarse a las preferencias de los clientes.

IBEC / SINC

jueves, 21 de febrero de 2013

La primer mano biónica con capacidad de sentir lo que toca

La primer mano biónica con capacidad de sentir lo que toca 
Prensilia, una spin off de la Escuela Superior de Santa Ana (Pisa, Italia), en colaboración con investigadores de Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), ha desarrollado la primera mano biónica que permitirá a los amputados sentir lo que están tocando. La mano, que será implantada a finales de año a un joven italiano que perdió la parte inferior de su brazo en un accidente, se unirá a los nervios del brazo del paciente, que podrá controlarla directamente con su pensamiento y recibir señales sensoriales en su cerebro.

La primera mano biónica que permitirá a un paciente sentir lo que está tocando será implantada temporalmente a finales de este año a un joven italiano que perdió la parte inferior de su brazo en un accidente. Será una intervención pionera que podría suponer la llegada de una nueva generación de prótesis dotadas de percepción sensorial, señalan los responsables del proyecto.

La mano biónica ha sido desarrollada por Prensilia, una spin off de la Escuela Superior de Santa Ana, en Pisa (Italia), en colaboración con investigadores de Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza).

Según han señalado los investigadores, la mano se unirá directamente al sistema nervioso del paciente través de electrodos recortados en los nervios medio y cubital del brazo, lo que le permitirá controlar la prótesis con sus pensamientos.

Además, añaden, podrá recibir señales sensoriales en su cerebro procedente de los sensores de la mano biónica.

Pruebas durante un mes

La prótesis no se implantará, por el momento, de forma permanente al paciente. El plan es que la lleve durante un mes para ver cómo se adapta. Si todo va bien, ya se está desarrollando un modelo más perfeccionado para nuevas pruebas dentro de dos años.

El mismo equipo ya probó en 2009 un modelo previo de mano biónica con un paciente llamado Pierpaolo Petruzziello, que perdió la mitad de su brazo en un accidente automovilístico. Petruzziello fue capaz de mover los dedos de la prótesis, cerrarla como un puño y sostener objetos. Durante las pruebas dijo que tenía la sensación de agujas pinchadas en la palma de la mano.

Esta primera versión solo lo tenía dos zonas sensoriales, mientras que el nuevo prototipo enviará señales desde las puntas de los dedos, pasando por la palma y hasta la muñeca, indican los investigadores.



SINC

sábado, 16 de febrero de 2013

Samsung también trabaja en un reloj inteligente

Samsung también trabaja en un reloj inteligente 
Samsung también se apunta a sacar al mercado su propio reloj de pulsera inteligente, al igual que Apple con su iWatch. La compañía surcoreana está trabajando en un prototipo de «smartwatch» denominado Galaxy Altius, con una pantalla de 500 píxeles de resolución e incluso podrían funcionar con 3G. Actualmente, los relojes inteligentes están haciéndose un hueco en el sector de los dispositivos móviles.

Sony es una de las compañías que ya ha lanzado su Smartwatch y su I'm watch, seguidos muy de cerca por la compañía Pebble con su E-Paper Watch, como explicaba ABC. Sin embargo, las grandes compañías de «smartphones» ven en este mercado un gran campo que abordar para complementar así sus dispositivos con estos relojes inteligentes.

Por esta razón, Apple ha comenzado a trabajar en el diseño de un «smartwatch», estrategia que, también ha sido considerada por su rival Samsung, para no quedarse atrás con respecto a su competencia directa. Una serie de capturas recogidas por Slashgear han revelado lo que parece ser el reloj inteligentes de Samsung con el nombre de Galaxy Altius, aprovechándose de la expectación del iWatch de Apple.

En esta serie de imágenes se puede ver el nombre del reloj, Galaxy Altius, Recientemente ciertos rumores apuntaban a que este nombre sería el elegido para el próximo buque insignia de la compañía en cuanto al mundo «smartphone», el Galaxy S IV. Además, en estas capturas, se puede reconocer fácilmente la interfaz de lo que parece ser un «smartwatch», con controles que hacen más sencillo el manejo del dispositivo.

Cada fotografía filtrada tiene un tamaño de 500x500 píxeles, tamaño que posiblemente corresponda con el del «display» con el que está trabajando la compañía, muy parecido al seguido por los teléfonos inteligentes de su gama.

Sin embargo, hay otros detalles que sí se aprecian en las fotografías como que el dispositivo contará con 235 MB de memoria interna y que el sistema operativo será Altius OS, aunque no se descarta que pueda incluir una nueva versión de Android creada para este tipo de dispositivos. También, según las capturas, el sistema operativo contará con una pantalla táctil y con opción a conectarse a través de una tarifa de datos. Si el desarrollo del dispositivo se encuentra tan avanzado como se presenta en las fotografías, es muy posible que su presentación esté próxima.

EUROPA PRESS

domingo, 3 de febrero de 2013

Científicos logran mover objetos microscópicos solo con luz

Científicos logran mover objetos microscópicos solo con luz 
En el universo de ficción de Star Trek, las naves espaciales son capturadas por un rayo tractor, un campo de fuerza controlado a distancia, como si les hubieran lanzado una soga invisible. Hasta aquí la fantasía, pero ese ingenio fruto de la imaginación acaba de hacerse realidad, eso sí, con objetos microscópicos. Investigadores de la británica Universidad de St. Andrews y del Instituto de Instrumentos Científicos (ISI) de la República Checa han logrado atrapar objetos con un rayo de luz. La nueva técnica podría llevar a pruebas médicas más eficientes, como los análisis de sangre.

Aunque las técnicas de manipulación de la luz existen desde los años 70, esta es la primera que un haz de luz se utiliza para atraer objetos hacia la fuente de luz, aunque a un nivel microscópico. El equipo descubrió una técnica que les permitió proporcionar una fuerza «negativa» que actúa sobre minúsculas partículas.

Normalmente, cuando luz y materia interactúan, el objeto sólido se ve empujado por la luz y transportado en el flujo de fotones. Tal fuerza de radiación se identificó inicialmente gracias a Johanes Kepler, cuando observó que la cola de los cometas apuntaba en la dirección contraria al Sol. A lo largo de los últimos años los investigadores se han dado cuenta de que aunque este es el caso para la mayor parte de los campos ópticos, existe un espacio de parámetros cuando esta fuerza se invierte.

Los científicos han demostrado ahora la primera prueba experimental de esta idea. Según explican, la técnica permite el ordenado óptico de objetos microscópicos con un dispositivo que es sencillo y barato. Los investigadores creen que sus hallazgos podrán ser útiles en prometedoras aplicaciones biomédicas de manipulación óptica, como ordenar moléculas, orgánulos o células para su análisis.

«Estos métodos abren nuevas oportunidades para la fotónica fundamental, así como para aplicaciones en las ciencias de la vida», afirma Oto Brzobohaty, uno de los investigadores que ha participado en el estudio.

ABC.es

sábado, 2 de febrero de 2013

Las contraseñas seguras no son infalibles

Las contraseñas seguras no son infalibles 
Usar contraseñas seguras y diferentes en los servicios online que utilizan los usuarios es una medida que no garantiza la seguridad total. Una contraseña no puede certificar la seguridad de la vida digital de los usuarios. Así lo ha asegurado el director técnico de Panda Labs, Luis Corrons, en un documento en el que ha abordado la seguridad de las claves que utilizan los usuarios cuando se sumergen en el universo internet.

En el documento, la compañía segura que la mayoría de usuarios aún emplean la misma contraseña para todos los servicios online. Incluso, muchos de ellos componen una clave a partir de información personal o eligen unos caracteres sencillos para recordarla fácilmente -12345, asdf, contraseña-, lo que puede llegar a ser peor. «Esto no quiere decir que las contraseñas no sirvan para nada. Es la primera capa de seguridad, y como tal es importante y hoy día es la única forma de autentificarse en la mayoría de los sitios».

Pese a esto, actualmente, y desde hace varios años, hay servicios que ofrecen una doble autenticación a partir de dos factores de autenticación. «Podéis pensar que la técnica de dos factores de autenticación es el santo grial. Pero lamentablemente no lo es», afirma Corrons. Esto es así porque, pese a mejorar la seguridad, se han dado casos en los que ataques eluden estas medidas, teniendo a los troyanos bancarios como el mayor ejemplo en este ámbito. Un método utilizado como segundo factor de autenticación hardware es el RSA SecurID y Google está preparando un informe de investigación que propondrá nuevas formas de mejora de validación del usuario.

Una aproximación podría involucrar la autenticación biométrica (reconocimiento de huellas dactilares, voz o rasgos faciales) lo que podría evitar el tener que usar contraseñas complejas y difíciles de recordar. De hecho, muchos 'smartphones' tienen la capacidad de reconocer a su dueño a través de este tipo de sistemas. Según Panda Labs, algunos usuarios podrían «entrar en pánico» al pensar en este tipo de autenticación. Sin embargo, la autenticación biométrica no significa que el usuario tenga que escanear su huella dactilar y enviarla a Facebook o cualquier otro sitio al que quiera acceder.

«No existe el sistema perfecto, y cualquier cosa que utilicemos tiene que ser traducida a código binario», expresa Corrons. De la misma forma que la mejor estrategia con contraseñas es aquella donde la página web no almacena una contraseña, sino que guarda un 'salted hash' de ella, no debería tener que enviarse ninguna información biométrica personal.

EUROPA PRESS