Featured Video

martes, 4 de junio de 2013

Asus presenta un equipo «tres en uno»

Asus presenta un equipo «tres en uno». AFP
La compañía Asus ha presentado Transformer Book Trio, un dispositivo "tres en uno" convertible en notebook, 'tablet' y PC de escritorio. Cuenta con una pantalla de 11,6 pulgadas y dos sistemas operativos en su interior, Android y Windows 8, así como con dos procesadores Intel.

Durante el Computex 2013, la compañía Asus ha presentado sus novedades en cuanto a dispositivos móviles y ordenadores portátiles. Acostumbrados a los híbridos entre 'tablets' y 'notebook' por el que han apostado muchas grandes del sector durante 2012 y 2013, Asus lleva el concepto "todo en uno" mucho más allá con su nuevo Transformes Book Trio.

Según recoge The Verge, Asus ha definido su nuevo dispositivos como "el primer portátil, 'tablet' y ordenador de escritorio tres-en-uno del mundo". Cuenta con una pantalla de 11,6 pulgadas, diseñada para diseñado para cambiar instantáneamente entre Windows 8 y Android Jelly Bean, que ofrece un escritorio dedicado "para el trabajo", y la funcionalidad del 'tablet' "para los juegos", según la compañía.

La pantalla Full HD tiene una resolución de 1920x1080 píxeles, que una vez se engancha con el teclado, cuenta con un procesador de clase portátil, un teclado completo, una batería incorporada y puertos adicionales. El 'tablet' puede ser conectado a una pantalla externa para operar como un PC de escritorio.

Asus asegura que los usuarios pueden sincronizar los datos y volver a cogerlos inmediatamente donde lo habían dejado al cambiar entre los dos modos. El Transformer Book Trio es alimentado por un doble procesador de Intel, incluyendo una CPU Core i7 Haswell en el muelle de la estación PC y un chip Atom de 2,0 GHz dentro del 'tablet'.

La compañía segura que el dispositivo ofrecerá hasta 15 horas de duración de la batería y un disco duro de 750 GB, cuando se conecta a la base, mientras que el 'tablet' incluye un SSD de 64 GB. La compañía aún no ha anunciado precios o disponibilidad.

Portaltic/EP

domingo, 26 de mayo de 2013

Los astronautas del futuro crearán la comida con una impresora 3D

Los astronautas del futuro crearán la comida con una impresora 3D 
La NASA está trabajando en un prototipo de impresora 3D capaz de crear alimentos. Según ha explicado la agencia espacial estadounidense, sería una "solución perfecta" para proporcionar comida a los astronautas que tengan que hacer viajes de larga distancia en el espacio, por ejemplo, a Marte.

Este proyecto, liderado por el ingeniero mecánico Anjan Contractor, ha recibido una financiación de 125.000 dólares por parte de la NASA.

El objetivo es crear una impresora 3D que utilice cartuchos en polvo reemplazables para hacer la comida. Por medio de la combinación de esos cartuchos se podría obtener una amplia gama de alimentos, según han indicado los expertos.

Además, han indicado que los cartuchos tendrían una vida útil de 30 años, "más que suficiente para ser utilizados en viajes de larga distancia", ha apuntado la agencia espacial.

Por el momento, se ha probado este proyecto imprimiendo una tableta de chocolate.

Tras el éxito, Contractor comenzará un nuevo proyecto en las próximas semanas con el objetivo de imprimir una pizza. En este sentido, el ingeniero ha explicado que la impresora creará la masa con pasta y después, con una mezcla de tomate en polvo, agua y aceite, se imprimirá la salsa.

EUROPA PRESS

domingo, 24 de marzo de 2013

Un diminuto laboratorio portátil bajo la piel

Un diminuto laboratorio portátil bajo la piel 
Su pequeño tamaño (mide 20 milímetros de longitud y cuatro de altura) permitirá llevarlo en el cuerpo durante largos periodos de tiempo. Se trata del prototipo de un diminuto implante electrónico capaz de analizar moléculas presentes en el organismo y enviar los resultados al ordenador de un médico o a cualquier dispositivo móvil en unos pocos minutos.

Sandro Carrara y Giovanni de Micheli, los científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (EPFL), en Suiza, que lo han desarrollado, señalan ya algunas aplicaciones para su implante. Por ejemplo, hacer un seguimiento permanente a los pacientes que reciben tratamientos de quimioterapia, a diabéticos y a otros enfermos crónicos, de forma que se pueda reducir la frecuencia con la que deben someterse a los análisis de sangre tradicionales y ajustar mejor sus dosis de medicación.

El prototipo de este diminuto laboratorio portátil, que todavía está en fase experimental y de momento sólo ha sido probado en ratones, será presentado este miércoles en la Conferencia Europea de Diseño, Automatización y Pruebas (DATE 13) que hasta el 22 de marzo se celebra en Grenoble (Francia).

"El sistema consta de dos partes. Un dispositivo sin batería que se coloca bajo la piel y que tiene un tamaño que permite insertarlo con una cánula. Por otro lado, consta de un parche electrónico que se coloca sobre la piel, justo encima del implante. El dispositivo interno recoge información sobre diversas moléculas que se encuentran en el tejido conectivo [que sostiene y cohesiona a otros tejidos y órganos] y la transmite al parche electrónico, que a su vez le suministra energía [por inducción electromagnética]. El parche externo envía la información recabada por el implante interno a un teléfono inteligente o tableta a través de un transmisor de radio", resume Sandro Carrara a ELMUNDO.es.

"Las baterías están sólo en el parche, por lo que pueden sustituirse sin necesidad de retirar el implante", añade. Carrara afirma que el sistema se ha concebido para ser colocado en el abdomen, aunque también puede llevarse en un brazo o en una pierna.

Según sostiene, el análisis molecular del tejido conectivo tiene una correlación muy alta con la cantidad de las mismas moléculas que hay en la sangre, lo que en la práctica permite analizar la concentración de un gran número de sustancias presentes en nuestro organismo. De momento el sistema ha sido diseñado para detectar hasta cinco sustancias de manera simultánea. Para capturar cada una de ellas (lactosa o glucosa, por ejemplo) sus cinco sensores están cubiertos con una enzima.

Teresa Guerrero | ELMUNDO.es

viernes, 22 de marzo de 2013

Un robot corre por la arena como las lagartijas del desierto

Un robot corre por la arena como las lagartijas del desierto 
Investigadores del Instituto de Tecnología de Georgia (EEUU) se han fijado en cómo las lagartijas surcan las arenas del desierto para crear un pequeño robot que haga lo mismo en superficies granulares. La máquina puede inspirar a los ingenieros para perfeccionar los vehículos de exploración planetaria.

Las veloces carreras de las lagartijas del desierto han inspirado a los científicos para crear un robot de su tamaño, según un estudio que presenta esta semana la revista Science.

Tras trabajar con alas de aeronaves en el aire y con robots submarinos en el agua, un equipo del Instituto de Tecnología de Georgia (EE UU) se ha fijado en cómo introducen sus extremidades esos reptiles en la arena para analizar el movimiento de objetos en superficies granulares, como la arena o grava.

Los resultados han servido a los investigadores para diseñar un aparato robótico de seis patas que se mueve de forma rápida y eficaz por una cama de granos sueltos.

Los investigadores han comprobado que las interacciones en un terreno como este –aunque también podría ser arena, lodo o pasto–, llegan a ser más complejas que los movimientos a través de los fluidos.

Para solucionarlo, se han efectuado simulaciones computarizadas para identificar las formas de las piernas y las frecuencias de los pasos o zancadas óptimas que permiten atravesar un terreno tan deformable.

Patas en forma de C

Teniendo en cuenta las fuerzas de elevación y arrastre que afectan a cada una de las piernas robóticas, según entran y salen de las superficies granulares, los investigadores han optado por un diseño de extremidad en forma de C, ya que parece optimizar los pasos.

Este diseño todavía no es tan eficiente como el de las lagartijas y otros animales, pero podría ayudar a mejorar el rendimiento de los robots que se mueven por superficies, como los rovers que se preparan para la exploración planetaria: los futuros ‘curiosities’.

La investigación supone un avance, según sus promotores, en el campo del terradinamycs, el término con el que han bautizado a la ciencia que estudia los animales y vehículos con extremidades para desplazarse en superficies complejas como las granulares.

"Ahora tenemos las herramientas para entender el movimiento de vehículos con patas sobre la arena suelta de la misma forma que los científicos y los ingenieros han tenido herramientas para entender la aerodinámica y la hidrodinámica", comenta Daniel Goldman, uno de los autores.

SINC